Bienestar

¿Cómo bañar a mi bebé recién nacido?

Daniela Vega

Escrito por:

Daniela Vega

Reviewed By

Subido el:

29/11/2023

Actualizado el:

1/2/2024

Reading Time

Table of contents toggle

La mamá llega a su hogar por primera vez con el nuevo integrante de la familia, en la casa hay un ambiente especial…  comenzamos la etapa de la crianza, que nos presenta muchos desafíos: ¿por qué llora? ¿cómo debo amamantarlo? ¿es hora del cambio de pañal? ¿cómo debo bañar a mi bebé recién nacido? 

El momento del baño del bebé recién nacido debe ser considerado por los padres como un tiempo muy especial, porque se pueden crear vínculos sin distracciones,  el pequeño podrá disfrutar de la sensación del agua tibia sobre su piel. Sin embargo, para llegar a ese momento placentero, tendremos que atravesar momentos de inquietud y aun de ansiedad, hasta encontrar la manera de  “hacerlo bien”.

El primer baño del bebé

El primer baño de tu bebé realmente es un logro. Podría ser de ayuda, en caso de poder tener cerca a algún abuelo o abuela dispuesto a colaborar o enseñar por esta primera vez.  Pero cuándo, cómo y dónde, es la gran duda de todos los padres primerizos.

Limpiar a un bebé resbaladizo, que a veces llora, requiere práctica. Así que a relajarse ya que con el paso de los días y el conocimiento de lo que le gusta al pequeñín, cada vez será más fácil y pronto aprenderá a disfrutar y chapotear en el agua.

El cordón umbilical que se caerá entre los diez días y tres semanas nos causa intranquilidad porque tememos que se infecte o que le duela, es un área sensible que no queremos ni siquiera tocar. Algunas asociaciones de pediatras recomiendan que el baño del bebé recién nacido, hasta que se caiga el cordón umbilical debe ser de esponja y no de inmersión en el agua, ya que, para evitar posibles infecciones, debe mantenerse lo mas seco posible hasta su correcta cicatrización.

little-baby-boy-lying-on-the-towel-before-bath-5XY3DAL (1)

¿Qué necesitamos para un baño de esponja del bebé?

  1. Un lugar abrigado con una superficie plana: un cambiador o una cama firme son buenas opciones.  Cubre las superficies duras con una manta o toalla.
  2. Tener al alcance todo lo necesario: esponja natural, o un paño toalla pequeña, una toalla preferiblemente con capucha, o tener otra toalla para secar su cabecita,  champú neutro, aunque es mejor lavarlo solamente con agua tibia por el momento.
  3. Pañal, muda de ropa.
  4. Un recipiente con agua entre los 34 y 37 grados centígrados. Si no se tiene un termómetro podemos sentir la temperatura del agua con la parte interna de la muñeca, el dorso de la mano.
  5. Se deben evitar corrientes de aire y la temperatura del ambiente debe ser de 22 a 25 grados centígrados.¿Cómo dar el baño de esponja?

Desvestir al bebé y envolverlo con una toalla.  Recostarlo boca arriba sobre la superficie preparada. Mantenerlo siempre sostenido con una mano, se pueden utilizar las correas del cambiador si es el caso, para asegurarlo. Con el fin de que el pequeñín no se enfríe , destapar solo las partes de su cuerpo que estés limpiando. Humedecer el paño, exprimir el exceso de agua y limpiar su carita. Muy suavemente limpiar los párpados, desde el extremo interno hasta el extremo externo del ojo.

Para limpiar el cuerpo de tu bebé, tener una jarrita lista con el agua y volver a tomar agua con la esponja o toalla, y exprimirla,  prestar atención especial a los pliegues debajo de los brazos, detrás de las orejas, alrededor del cuello y la zona del pañal. No es necesario usar un jabón.  Además, debemos limpiar entre los dedos de los pies y las manos.

Dar unos pequeños toquecitos con la toalla para cerciorarnos que el bebé está seco y proceder a vestirlo rápidamente.

Con la caída del cordón umbilical, ya se puede dar un baño real

Una vez que se ha caído el cordón umbilical podremos dale el baño al bebé en una bañera o tina desinfectada y limpia, destinada para uso exclusivo del chiquitín. Los pasos deben ser los mismos que del baño de esponja,  aunque ya podremos sumergir al bebé y proceder a echarle agua delicadamente con una jarrita. 

  1. Colocar el agua tibia en la bañera, no más de cinco centímetros y cerciorarnos de que la temperatura sea la adecuada. Poner en el fondo una toalla o los aditamentos adecuados para que el bebe no se resbale.
  2. Una vez que se haya desvestido al bebé se debe limpiar el área del pañal, introducirlo en la bañera, sujetándolo firme, pero con delicadeza. 
  3. El bebe debe estar semi incorporado. Sostener con un brazo la espalda de manera que el bebé apoye su cabeza en el antebrazo, sosteniéndole por la axila y hombro, de esta manera podemos tener libre la otra mano. 
  4. Con la mano libre podremos comenzar a echar el agua, empezando  por la cabecita y terminando con los genitales. Con la ayuda de un pañito o toalla suave frotaremos con mucha delicadeza el cuerpo del bebé.  No debemos insistir ni en sus ojos, ni en las orejas. Luego terminar con los piececitos. 
  5. El baño debe ser muy rápido para que él bebe no se enfríe. 
  6. En seguida envolverle con la toalla y muy suavemente proceder a secar todo el cuerpo del bebé especialmente en sus pliegues.
  7. Sobre la superficie del cambiador o la cama,  se le debe vestir rápidamente,  no es recomendable el uso de talco ni lociones especiales. 

No es necesario bañar al bebe todos los días, sino tres veces a la semana, pero se debe siempre mantener limpio su cuello por la regurgitación, tras las orejas, y por supuesto el área del pañal.

Recomendación muy importante

Por seguridad del bebé jamás lo podemos descuidar ni por un solo instante. Por eso es tan debemos tener lo necesario a la mano. 

Nuevas experiencias 

La hora del baño debe convertirse en un momento placentero tanto para el bebé como para los padres, el hablarle con cariño durante todo el proceso, el mantener la calma, evitar nervios innecesarios pueden ayudar para que así sea.  

Es inevitable que el bebé   llore al sentir esta nueva experiencia sobre todo   las primeras veces, pero poco a poco conforme desarrollemos esta destreza lo irá disfruta cada vez más.

También es el momento de revisar la piel del bebe para mirar sino hay erupciones, sarpullido, inflamaciones o algún otro problema y comunicarle al Pediatra de confianza.  

{{cta('4184544b-d766-499a-9ebe-20fe8c564869')}}

 

References

Más Post de Bienestar