Bienestar

Cómo impulsar el uso responsable de las redes sociales

Daniela Vega

Escrito por:

Daniela Vega

Reviewed By

Subido el:

29/11/2023

Actualizado el:

1/2/2024

Reading Time

Table of contents toggle

Las redes sociales son plataformas digitales formadas grupos de personas que tienen intereses, actividades, o relaciones en común, ya sea de parentesco, amistad. Estas permiten el contacto con personas que conoces y también con quienes no conoces.  Es muy fácil integrarse en una red y tener trato con muchas personas alrededor del mundo.  Tienen grandes ventajas, como el poder comunicarte con amigos o  familiares que están lejos, el formar parte de una comunidad con la que tienes interés en común, brindan, además, entretenimiento y aprendizaje.  Sin embargo, tenemos que estar atentos a la influencia que pueden tener en los niños y en sus  consecuencias. 

Si conocemos los peligros en las redes sociales seremos mucho más  conscientes de su uso consciente.  Es pues la responsabilidad de los adultos estar atentos al acceso que el niño tiene, no se trata de prohibir su uso, porque es algo que está enraizado en la sociedad, sino de poner parámetros para su mejor utilización, considerando su edad, su personalidad, y  su entorno.

Como un ser sociable, desde que nace el pequeño tiene su  primera conexión  con sus padres,  ampliándose luego   al  resto de personas de su medio. Acorde con su desarrollo, aprenderá a relacionarse también con otros niños y adultos, produciéndose un proceso de socialización que implica además la capacidad de conectarse  con su contexto.  

Peligros dentro de la redes sociales

Sin la supervisión adecuada, que guíe el uso  responsable de las redes sociales, el niño puede estar expuesto a algunos peligros: 

  • La exposición a personas sin escrúpulos que mediante suplantación de su identidad se valen de la ingenuidad del pequeño, para  aprovecharse sexualmente,  u obtener sus datos personales. 
  • El ciberbullying o ciberacoso, qué es el término utilizado para el acoso u hostigamiento, que recibe un niño o adolescente a través del internet, acompañado de humillaciones, abusos, amenazas, difusión de fotos, mensajes agresivos ,  convirtiéndose en un comportamiento frecuente que busca manipular,  atemorizar, enfadar o dominar a la otra persona. 

 Influencia de las redes sociales en el desarrollo del niño

El uso y la exposición desmedida en redes sociales pueden afectar en varias áreas del desarrollo personal:

  • Afecta  su habilidad de hacer amigos. Al dificultar la  comunicación asertiva, entorpece la relación del contacto directo y la aproximación a otras personas; pues solo de esta manera aprender a  adaptarse a su comunidad, a desarrollar la empatía, a compartir con los demás,   a trabajar en equipo.
  • En el área cognitiva o en su desarrollo intelectual,  podría afectar el aprendizaje de la lecto – escritura, influir en el adecuado progreso de la motricidad, tanto fina como gruesa,   disminuir la creatividad que  se  consigue naturalmente  en el juego tradicional.
  • Disminuye la comunicación familiar, lo que acarrea el riesgo de pasar por alto síntomas de depresión o ansiedad.  

La responsabilidad de la familia

Te has sentado con tu hijo a mirar qué hace cuando está enchufado a una Tablet o a un teléfono?, tal vez allí te darás cuenta de  cómo  y con quien interactúa,  o simplemente le dejamos navegar sin ninguna preocupación , ya que consideramos que ese momento el niño está tranquilo y los adultos podemos aprovechar ese tiempo en algo personal. Los padres son los llamados a supervisar y orientar en el uso del internet, además de tener una buena comunicación con ellos. 

Cuando tu hijo es un bebé o tiene pocos años de vida has estado muy preocupado de cuidarle y atenderle en todas sus necesidades y cuando comenzó a ir a la guardería o en sus primeros años de escuela estuviste presente, ¿pero que pasa conforme el niño crece?, deja de ser tan gracioso?  se ha vuelto independiente en muchas cosas, razón por la cual dejamos de preocuparnos tanto por él, posiblemente tiene un hermano o hermana pequeña que roba tu atención. Y es justamente allí, donde  perdemos de vista la comunicación,  el apego en la relación  en, que, sin lugar a duda, debemos continuar reforzándola.   

Es el tiempo de robustecer el cariño. Demostrarle el amor y la protección que necesita; es en el núcleo familiar en el cual debe primar la comunicación y la confianza suficiente para contar sus cosas, sin que se le humille o se la haga callar porque habla demasiado,  muchas veces esa actitud permite que se aísle y busque en medio de su soledad otras relaciones en las redes sociales que estarán dispuestas a prestarle su oído. 

Dentro de la familia el niño aprende valores y principios, al igual que a gestionar  de manera adecuada sus emociones. Es también en la familia extendida que comprende a abuelos, tíos o primos donde puede encontrar un sano apoyo si las circunstancias así lo permiten. 

Controles parentales 

La mayoría de los especialistas recomiendan que los menores de 14 años no deben acceder a las redes sociales, por la falta de madurez para reconocer  lo beneficioso o lo peligroso. 

Indudablemente son los padres, ya sea papi, mami  o ambos,  los llamados a  impulsar el uso responsable de las redes sociales, se debe conversar con ellos y establecer pautas:

  • Si su uso será solo los fines de semana o si lo podrá hacer a diario.
  •  Cuanto tiempo puede navegar en las redes. 
  • Los padres deben conocer sus claves.
  • Los dispositivos electrónicos deben estar en lugares comunes.
  • No descargar aplicaciones sin permiso, ni hacer compras. 

Todos sabemos que las pantallas enganchan y los mayores no estamos exentos de ello, por lo cual también tenemos que ser los que demos el modelo adecuado, ya que lo que hagamos será lo que ellos imiten, más allá de las palabras e indicaciones. 

Es necesario que aprendamos el manejo adecuado de los dispositivos para configurar las restricciones de contenido y privacidad, podemos desactivar ciertas Apps,  configurar el acceso a la reproducción de música, libros, películas, o programas poco apropiados para ciertas edades.

Pero sobre todo debemos estar atentos a cualquier cambio de actitud en nuestros hijos, en lo posible conocer a sus amigos, saber a que lugares van y con que personas se relacionan y mantener abiertos los canales de comunicación permanentemente.  

La maravillosa tarea de ser padres comprende un mayor aprendizaje cada día, el introducirse en el mundo de los hijos, para conocer su personalidad, a lo que es sensible, y cuales son sus intereses. El mundo cambia vertiginosamente, el avance de la tecnología puede superar rápidamente a cualquier padre o madre bienintencionado, sin embargo, los niños están constantemente expuestos a esos cambios, así que es una prioridad hacer un acompañamiento constante de cada etapa de su vida, de reforzar los lazos con ellos, acompañarlos en su crecimiento poniendo bases firmes en sus vidas. {{cta('1f826432-7139-4edd-ae1a-050d7a8a1cec')}}

 

References

Más Post de Bienestar