Bienestar

Mi hijo moja la cama. ¿Qué debo hacer?

Daniela Vega

Escrito por:

Daniela Vega

Reviewed By

Subido el:

29/11/2023

Actualizado el:

1/2/2024

Reading Time

Table of contents toggle

Se conoce con el  término clínico de enuresis a la acción mojar la cama, es decir cuando un niño o un adulto no pueden controlar la micción, convirtiéndose en uno de los trastornos más frecuentes y frustrantes de la niñez. Se llama enuresis primaria, cuando un niño o niña nunca ha dejado de orinarse en la cama o que ha pasado por pequeños periodos sin hacerlo. La  enuresis secundaria,  es cuando a pesar de haber pasado por seis meses sin orinarse, vuelve a suceder. Es necesario conocer las causas por las cuales tu hijo moja la cama, para saber qué debes hacer.

La mayoría de los pequeños pueden permanecer secos entre los dos y cuatro años, sin embargo, algunos demoran más. En un estudio de Western Ney York Urology Associates se dice que un 20% de niños que bordean los cinco años, un 10 % de niños que están en sus siete años, y  un 5 % de niños de 10 años todavía pueden mojar la cama. La enuresis no es una condición médica grave, sin embargo,  puede constituirse en un gran problema  tanto para los niños,  como para los padres. 

Las causas más comunes  de la enuresis nocturna

  • Sueño muy profundo que evita que se despierte ante la señal de la vejiga llena.
  • Factor hereditario, uno de sus padres o hermanos mojaban la cama cuando eran pequeños. Inclusive sus abuelos, o tíos lo hacían. 
  • El niño todavía no puede  mantener y vaciar la orina. Está complicada comunicación entre el cerebro y la vejiga puede demorarse en su desarrollo. 
  • El estreñimiento, causa que la vejiga se presione por los intestinos llenos. 
  • Es más frecuente en los niños varones, ya que dos  dos tercios de ellos mojan la cama. Y un tercio de las niñas lo hacen.   
  • Solo el 1 % de los niños que tienen enuresis primaria son diagnosticados con un problema médico neurológico o urológico. 
  • Las causas psicológicas, como problemas familiares, afectan a un 10% de los pequeños. 

Siempre se debe consultar con su pediatra de confianza en el caso de que veamos otras situaciones como dolor, ardor o esfuerzo al orinar, el color de la orina esta turbio o color rosa o con manchas de sangre. 

Al tener conocimiento de las razones por las cuales el niño moja la cama y que realmente no es por insoportable, o porque lo hace  intencionalmente,  podemos tomar otras medidas: 

  • Colocar un forro plástico sobre el colchón para que no se estropee. 
  • Evitar que el pequeño tome demasiada agua a partir de las cinco de la tarde.
  • Cuando sienta ganas de orinar, hacerle que se aguante un poquito para que la vejiga se expanda y aumente su capacidad. 
  •  Llevarle al baño un par de horas después de que el niño se haya dormido. 
  • El baño debe estar iluminado sutilmente. 

Lo más importante es jamás castigarle, ni reprenderle, ni burlarse, ni permitir que otros lo hagan. Debe ser una norma dentro de la familia el no permitir la burla, especialmente los hermanos, ya que el niño de por sí se siente mal con la situación, y lo que conseguiremos es avergonzarlo mas todavía.  

 

¿Qué puedo hacer?

Entre las recomendaciones que hemos investigado, no faltan los remedios naturales, como darle jugo de arándano, vinagre de manzana en ayunas, frutos secos o  una cucharada de miel  antes de ir a la cama, también se recomienda masticar un poquito de canela durante el día. 

 

Los masajes le ayudarán en esta etapa

Además de la paciencia, cariño y comprensión que tu hijo necesita para ayudarle a salir fortalecido emocionalmente de  esta etapa; el mantener una conexión profunda le ayudará a sobrellevar sobre todo el sentimiento de culpa y vergüenza que puede tener en su interior. 

Una buena recomendación es realizarle masajes diariamente, que provocaran un tiempo de calidad con tu pequeño, y mejor  aún si los combinas con música y cuentos divertidos.

Los masajes en su barriguita con aceite tibio producirán bienestar y tranquilidad y un mejor movimiento intestinal. 

Muy aconsejables son los masajes de reflexología en sus pies, si los realizas con una actitud de apoyo y optimismo es posible que el trastorno desaparezca más rápido de lo que crees. 

Podemos trabajar en los reflejos de un pie y después en el otro. Con el pulgar derecho estimularemos el reflejo, a la vez que sujetamos el pie con la mano izquierda, y luego podrás hacerlo en el otro pie. 

Realizar los masajes nos puede parecer dificultoso, sin embargo,  descubrirás  en  Storybook App,  una fácil enseñanza y pronto te volverás    una experta, a más de que   descubrirás  otras técnicas   que te resultarán  adecuadas para diferentes  situaciones. 

Este tiempo especial con tu niño provocará un fortalecimiento de los nexos afectivos, que desplegará  su seguridad y confianza, no solamente  para sobrellevar el  problema puntual  de mojar la cama,  sino de muchos otros que tendrá que enfrentar en su vida. 

{{cta('063532e8-162b-464a-bfa7-638bd613c5ce','justifycenter')}}

References

Más Post de Bienestar