Bienestar

El terror nocturno afecta 40% de los niños

Daniela Vega

Escrito por:

Daniela Vega

Reviewed By

Subido el:

29/11/2023

Actualizado el:

1/2/2024

Reading Time

Table of contents toggle

Seguro has visto a tu hijo despertar en la noche en su cuarto y sentirse aterrizado. A veces grita, otras se mueve de forma violenta en sus sábanas y otras sale corriendo sonámbulo para dormir contigo. Esta situación se puede deber a los terrores nocturnos, uno de los trastornos de sueño conocidos como parasomnia. Son episodios de miedo y agitación durante la fase más profunda del sueño que afecta al 40% de los niños, que al despertar normalmente no recuerdan nada.

¿A qué edad es más frecuente el terror nocturno?

El terror nocturno puede darse entre 4 y 12 años, aunque la mayoría de casos se dan entre los 3 y 6 años. La Asociación Española del Sueño (Asenarco), calcula que un 40% de las personas ha sufrido algún episodio de terrores nocturnos durante su infancia, aunquesuelen desaparecer por sí solos durante la adolescenciay, de hecho, son muy poco frecuentes en la edad adulta, como explica esta nota sobre terrores nocturnos.

¿Cuáles son los síntomas del terror nocturno?

Los terrores nocturnos suelen ocurrir entre el primer tercio y la primera mitad de la noche, y es poco frecuente que ocurran durante las siestas. Los terrores nocturnos pueden provocar sonambulismo.

Durante un episodio de terror nocturno, un niño puede:

  • Comenzar con un grito atemorizante
  • Sentarse en la cama y verse asustado
  • Mirar fijo y con los ojos muy abiertos
  • Transpirar, respirar pesadamente y tener el pulso acelerado, la cara ruborizada y las pupilas dilatadas
  • Patear y pegar
  • Ser difícil de despertar y, si se logra, mostrarse confundido
  • Ser difícil de consolar
  • No recordar el suceso a la mañana siguiente o tener pocos recuerdos de éste
  • Posiblemente, salir de la cama y correr por la casa o tener una conducta agresiva si se le impide el paso o se la contiene

 

¿Cuál es la causa de los terrores nocturnos?

No existe una causa conocida, pero según investigaciones preliminares esta situación podría estar relacionada con el desarrollo inmaduro del cerebro, o inmadurez neurológica que se da por la falta de conectividad de redes neuronales en determinadas zonas del cerebro. Dicha alteración que afecta el sueño del niño se da en la transición entre la fase de sueño profundo (lento) y la fase de sueño REM (en la que se producen los sueños), y ahí se generan esos miedos que los hacen gritar o moverse de forma estruendosa. Es importante enfatizar que además de la parte neurológica (física) también puede haber una parte emocional como periodos de estrés y tensión, que influye en que el niño tenga este terror nocturno. 

¿Cómo ayudar a mi hijo con los terrores nocturnos?

Uno de los detonantes del terror nocturno, como ya habíamos explicado, es un componente físico y emocional. Esto se intensifica cuando el niño no tiene una rutina de sueño establecida en casa y duerme a cualquier hora. También cuando se acuesta con exceso de pantallas: juega videojuegas o está en su celular a la hora de acostarse. Esto hay que cambiarlo para disminuir la posibilidad de terrores nocturnos. Lo mejor que puedes hacer es crear una rutina de sueño en casa, en la que tu hijo sepa -tenga la certeza- de que a cierta hora se apagan lan pantallas y tendrá un tiempo especial con sus padres para dormir: un cuento, música, masajes...

¿Cómo construyo una rutina a la hora de dormir en casa?

Una rutina de sueño -como explica esta nota con 'hacks' para que tu hijo duerma mejor- se construye cambiando hábitos, y el tiempo recomendado para hacerlo es 21 días, que es el tiempo necesario para que se normalice.

 

Para crear este rutina deberás:

  • Crear un ambiente tranquilo, con luces bajas y evitar TV y otros aparatos encendidos, que podrían distraer al niño de su rutina de sueño. 
  • Storybook es una app que sirve de guía a los padres, no se les da a los niños. Entonces se debe tomar el celular, abrir la app y escoger el cuento que el niño quiera, con la técnica de masaje personalizada para ese día. 
  • Storybook combina los cuentos con masajes infantiles para mejorar el sueño de bebés y niños, además de fortalecer el vínculo entre padres e hijos a través del tacto para crear momentos únicos con técnicas sencillas y personalizadas.
  • La app cuenta con más de 60 cuentos infantiles con diferentes temáticas y masajes localizados: espalda, barriga, piernas o brazos para realizar un masaje relajante mientras se cuenta la historia. 
  • Repetir los masajes cada noche (pueden hacerse también en el día o a la hora que se desee). 

{{cta('063532e8-162b-464a-bfa7-638bd613c5ce')}}

References

Más Post de Bienestar