Bienestar

Una buena rutina de sueño ayuda a tu hijo a levantarse contento.

Daniela Vega

Escrito por:

Daniela Vega

Reviewed By

Subido el:

29/11/2023

Actualizado el:

1/2/2024

Reading Time

Table of contents toggle

¡Que buen día hemos tenido hoy!  Son esos días en que todo ha ido bien, ya los niños están en la cama, papá y mamá están tranquilos, tienen un tiempo para conversar y ver una película juntos.

Muchas veces nos parece que ese tipo de imágenes no suceden en la realidad y que más son los días en que todos estamos cansados y estresados y que vivimos en medio del caos. Desde que amanece hay problemas, el niño se despierta de mal genio, no quiere vestirse, ni desayunar, con todo el jaleo se ha atrasado a la escuelita,  además regresa desanimado.

Ya has descartado la posibilidad de que pudiera estar enfermo porque tienes probado que cuando se acuesta temprano y duerme las horas necesarias, se levanta contento y  su día transcurre de mejor manera.

¿Qué pasó el día anterior ?

  • Se acostó tarde
  • Comió muchos dulces
  • Jugó varias horas en el móvil
  • No jugó al aire libre
  • Te llamó varias veces durante la noche
  • Estuvo nervioso
  • Durmió poco y mal
  • Mamá – Papá estuvieron muy estresados

No siempre estamos conscientes de la importancia de la cantidad y calidad del sueño en niños y también en adultos, pero cada vez son más los estudios sobre la relación entre una noche de sueño reparador y la buena salud. El no dormir las horas suficientes repercute en el comportamiento diario, ya que el niño estará enojado, peleará constantemente con sus hermanos u otros niños, y  cansado.

Como conseguir una buena rutina de sueño.

Dormir poco y mal afecta significativamente el funcionamiento del niño, altera su estado de ánimo, se pone más activo de lo habitual, su atención disminuye. Cuando eso sucede se nos hace muy difícil mantener la paciencia porque la situación se pone incómoda, y aún tendemos a tratar mal al pequeño.  La buena noticia es que se pueden revertir los malos hábitos y que debemos estar  dispuestos al cambio, para conseguir una buena rutina de sueño.

  • Establece un horario para dormir. Considera la hora en que tu niño debe levantarse para ir a su escuela. La mejor hora es considerada entre 8 y 9 de la noche. Hay niños que se entusiasman al hacer ellos mismo un horario  con dibujitos, así podrá visualizar las actividades previas.
  • Crea un ambiente agradable. Anticípate antes de que tu hijo se sienta cansado, para preparar lo necesario para la hora de ir a dormir. Mientras más exigentes apurados y estresados estemos,  menos conseguiremos de un niño. El ir a la cama nunca debe ser considerado como un castigo, sino más bien como un tiempo de descanso bien merecido.
  • Repetir cada día las mismas actividades. Recoger los juguetes, ordenar sus cosas anuncian que el día termina. Luego la hora de la comida, el baño, el ponerse su ropa de dormir, deben convertirse en una rutina agradable.
  • Establece un tiempo de conexión. Tu pequeño puede esperar con alegría la hora de acostarse si es que ese tiempo será dedicado exclusivamente para él o ella. Las palabras de cariño, escuchar con paciencia sus inquietudes, los abrazos, las oraciones al igual que una   sesión de masajes, serán tus cómplices para lograr estos momentos especiales.

El estimular el sentido de tacto por medio de la piel disminuye el ritmo del corazón, aumenta la saturación de oxígeno, lo que motiva un estado de relajación y calma, creando  un entorno favorable para su descanso,  el niño dormirá y permanecerá dormido más profundamente durante la noche.

Se ha comprobado que los masajes relajan los  músculos y las tensiones diarias, a más de los beneficios emocionales como el fortalecimiento de su autoestima. Puedes utilizar Storybook App para que con los cuentos, la música, las afirmaciones positivas se convierta en un aliado ideal  a la hora de dormir, y así conseguir una buena rutina con excelentes resultados para toda la familia.

References

Más Post de Bienestar