Masajes

El masaje y su impacto en la psicología infantil

Daniela Vega

Escrito Por:

Daniela Vega

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse varius enim in eros elementum tristique. Duis cursus, mi quis viverra ornare, eros dolor interdum nulla, ut commodo diam libero vitae erat. Aenean faucibus nibh et justo cursus id rutrum lorem imperdiet. Nunc ut sem vitae risus tristique posuere.

Subido el:

29/12/2023

Actualizado el:

1/2/2024

TIempo de Lectura:

En el interior del vientre materno tu bebé permanece durante nueve meses en continuo crecimiento, se encuentra rodeado por un agradable y cálido ambiente en el que puede sentir el ondulante movimiento uterino, convertido en una caricia constante, mientras tanto desde el exterior mamá se toca y masajea su barriguita, siendo parte de las sensaciones placenteras percibidas por el sentido del tacto que es uno de los primeros sentidos en desarrollarse en el ser humano.

El tacto, por lo tanto, se convierte en el lenguaje principal para el recién nacido ya que es el primer canal de conexión emocional con su madre. Las caricias suaves que produce el contacto de su piel con tu piel mientras lo alimentas, le abrazas y acurrucas en tus brazos perfeccionan el funcionamiento de todos los sistemas vitales del pequeño, que incluyen el ritmo de su corazón, el compás de su respiración, la tensión arterial y la temperatura, cambiando patrones de comportamiento del cerebro, reduciendo los umbrales de miedo y de estrés.  

El masaje infantil es parte de ese lenguaje del tacto, que produce un impacto psicológico muy beneficioso en la mente del niño, mientras prepara el camino donde se establecerá su salud física y mental.   Con la aplicación de los masajes incluso se podrían prevenir ciertas enfermedades y trastornos como la ansiedad y la depresión.

Beneficios de los masajes en la psicología infantil:

  • Vínculos y emociones

Los factores esenciales para un sano desarrollo psicológico son las emociones, el amor, la empatía, el cariño y la protección que provee el núcleo familiar. Un niño puede desenvolverse más fácilmente si se encuentra en un ambiente libre de tensión emocional, que en un entorno negativo.

A través del masaje transmites amor a tu hijito por medio de tus cálidas manos proporcionándole una sensación de bienestar que recorrerá todo su cuerpo y que se afianzará en su mente. En esa atmosfera de intimidad y cercanía conocerás mejor a tu pequeño, al entrecruzar miradas, al compartir su risa o a través de abrazos y caricias. Al aprovechar esa estupenda oportunidad, podrás comprender a esa personita única y maravillosa, vislumbrarás sus sueños, interpretarás sus miedos e inquietudes, mientras se entreteje ese   fuerte lazo de conexión emocional que unirá de por vida   tu corazón con el suyo. 

Esa conexión emocional permitirá que tu hijo se sienta seguro, que pueda expresarse con libertad y que adquiera confianza en sí mismo, mejora su comunicación con los demás y su capacidad para resolver conflictos.

Un niño desconectado emocionalmente tiene pocas habilidades sociales, no ha desarrollado la capacidad de escuchar, ni su empatía, será inseguro, tendrá una baja autoestima. También podría ser agresivo y tener explosiones descontroladas de sus emociones. Por el contrario, cuando un niño se siente comprendido y amado por sus padres, le es más fácil cooperar cuando se le ponen límites, ya que existe una fuerte conexión emocional con ellos. 

  • Sueño reparador. 

Dormir las horas suficientes es prioritario en el desarrollo psicológico del niño.    Durante el período de sueño, la mente no se detiene, continúa organizando lo aprendido, asimilando imágenes, recuerdos y pensamientos en la memoria. Por el contrario, si tu pequeño no duerme las horas adecuadas, podría afectar negativamente su salud, su estado de ánimo, sus relaciones, es decir su desarrollo integral.

Es necesario establecer una rutina, para que la hora de dormir no se convierta en una batalla de todos los días, se puede comenzar con bajar el ritmo de las actividades, evitar las pantallas, es decir ir preparando un ambiente que invite al descanso, un bañito, una cena ligera, el masaje, una plegaria y el besito de las buenas noches. Según los especialistas en la higiene del sueño, lo óptimo sería que el niño se duerma antes de las ocho y media de la noche. 

Es preciso conocer que la estimulación de la piel por medio del masaje influye   en los procesos biológicos que indirectamente estimulan áreas del cerebro, y que se relacionan con el sueño. 

  • Aumento de la autoestima.

La autoestima es el valor o percepción que un niño tiene de sí mismo, la capacidad de aprender sin temores ni limitaciones producirán un desarrollo satisfactorio y adecuado con respecto a su edad. Al quererse a sí mismo será capaz de aceptarse como es, y de relacionarse de manera empática con los otros. 

Al brindarle ese espacio de atención completa mientras se le realiza el masaje, alimentas su autoestima, se sentirá valioso y especial, merecedor de tu amor y cuidados. Por consiguiente, se reducen los temores y se promueven la tranquilidad, la relajación y la confianza, con lo cual, se estimula su desarrollo psicológico de forma positiva.

  • Manejo del estrés

Las hormonas del estrés presentes en el torrente sanguíneo de la madre afectan al pequeñín antes de nacer.  En el mundo tecnológico que evoluciona vertiginosamente, los niños tienen que aprender a manejar el estrés de una forma constructiva para poder sobrevivir. 

El estrés en dosis adecuadas es un componente esencial para el desarrollo de una persona, y evidentemente, no está en nuestras manos el eliminarlo, pero podemos ayudar a nuestros hijos a afrontarlo de la mejor manera; al compaginar momentos relajantes como los que genera el contacto piel con piel de los masajes podemos lograr un estado de distensión frente a los momentos de tensión y ansiedad que sufren los niños. 

 El masaje infantil, afloja el tono muscular y ayuda a eliminar esas tensiones tanto físicas como emocionales, mientras colabora con el manejo adecuado de la información que llega a su mente permitiendo una respuesta tranquila y adecuada. 

Es muy importante también la actitud en el momento del masaje, porque influirá mucho tu estado de ánimo en la distensión de tu hijito, ya que el tono agradable y tranquilo de tu voz, tu sonrisa, acompañado del suave   contacto con su piel contribuirán para lograr un estado de relajación que contrarrestan el estrés generado por diferentes situaciones. 

Con Storybook tendrás acceso a más de cincuenta tipos de masajes y técnicas de respiración y relajación, que juntamente con música y cuentos   divertidos se convertirán en un mecanismo adecuado para obtener beneficios positivos en la salud psicológica de tu niño.

References

Más Posts de Masajes