Sueños

¿Cómo poner al bebé en la cuna sin despertarlo?

Daniela Vega

Escrito por:

Daniela Vega

Revisado por:

Aprende a colocar a tu bebé en la cuna sin despertarlo. Descubre técnicas suaves y consejos prácticos para una transición sin interrupciones al sueño.

Subido el:

29/11/2023

Actualizado el:

29/11/2023

Tiempo de lectura:

Nos ha pasado muchas veces, que con dificultad logramos que el bebé se duerma en brazos, ya le hemos paseado, cantado, arrullado, pero al momento de colocarlo en su cuna, se despierta y todo el tiempo que invertimos no valió de mucho. ¿Cómo poner al bebé en la cuna sin despertarlo?, esa es una pregunta válida que vamos a tratar de responderla.

Y quien quisiera que lo dejen en la cuna, sino hay un mejor lugar para un bebé que los brazos que lo acurrucan, le dan calor y seguridad, sin embargo, tiene que darse ese momento de ponerlo a dormir en su propio lugar.

Debemos armarnos de paciencia y conocer el ritmo del pequeñín y adaptarnos a sus hábitos en la medida de lo posible, porque este ritmo cambia a medida que crece; algunos bebés duermen tranquilamente durante horas, sin que les moleste el ruido y otros que, en cuanto “vuela una mosca” ya se despiertan.

Veremos algunos puntos que pueden servirnos de ayuda para que, cuando pongamos al bebé en su cuna no se despierte:

1. Conocer los ciclos de sueño:

  • Ciclo de sueño activo, en el que se mueve mucho, hace sonidos y se puede despertar fácilmente, la respiración suele ser entrecortada.
  • Ciclo de sueño tranquilo en la que respira profunda y regularmente y es más difícil que se despierte. Estos ciclos se producen intercalados y pueden durar cerca de 40 minutos.

Lo que nos indica que debemos esperar a que el bebé llegue al ciclo de sueño tranquilo para poder cambiarlo de lugar.

2. Las siestas del bebé durante el día:

Estos momentos deben ser convertirse en períodos de descanso tanto para ti como para tu pequeño, pero el proceso de hacer que tu bebé duerma durante el día puede ser justo lo contrario.

¿Cuántas siestas al día necesita ?

Los recién nacidos tardan un tiempo en desarrollar un horario de sueño, durante el primer mes, los bebés pasarán alrededor de 16 horas al día durmiendo, divididas en siestas de tres o cuatro en que se despertará para alimentarse. Podría quedarse despierto una a dos horas. Durante la noche puede ser que el bebé vaya espaciando el tiempo entre las comidas.

A medida que crecen, las horas de la siesta suelen ser más predecibles. Por ejemplo:

De cuatro meses a un año: probablemente el bebé tomará una siesta al menos dos veces al día: una por la mañana y otra por la tarde temprano, inclusive a última hora de la tarde. Deja que tu bebé duerma el tiempo de siesta que quiera, a menos que tenga dificultades para conciliar el sueño por la noche.

A partir del año: podría dejar dormir durante las mañanas.

La mayoría de los niños continúan tomando una siesta de una o dos horas hasta aproximadamente los tres años.

Sin embargo, recuerda que cada bebé es diferente y que sus horarios de siesta pueden variar.

3. Establecer una rutina:

  • Tener al  bebé cambiado de pañal y con la ropa adecuada, evitará que al ponerle en la cuna le movamos para esos cambios.
  • Las luces deben ser tenues la habitación sin ruidos, si acaso una música tranquila y la cuna preparada. Lo mejor es esperar a que el bebé haya pasado la primera fase de sueño y esté profundamente dormido.
  • El estado de ánimo de la mamá o de la persona que lo cuida es muy importante, ya que el chiquitín percibirá si hay nerviosismo o prisa, afectándolo también.
  • Sería preferible llevar al bebé a la cama cuando esté somnoliento, pero despierto, antes de que este demasiado cansado o malhumorado, cantarle canciones de cuna, envolverlo con una manta o hacerle masajes. Eventualmente, el bebé aprenderá que estas actividades significan que es hora de descansar.
  • Sé prudente. Coloca al bebé boca arriba para que se duerma y quita de la cuna o del moisés frazadas u otros elementos blandos.
  • Sé constante. Tu bebé aprovechará al máximo las siestas durante el día si duerme a la misma hora todos los días y durante más o menos el mismo tiempo. Por supuesto, no se pueden evitar algunas excepciones, que no perjudicarán al bebé.

La etapa en que nuestros hijos son bebés es muy corta, así que como padres debemos disfrutarla de la mejor manera, con mucha paciencia y amor, estar muy atentos a su personalidad, establecer vínculos estrechos y sobre todo dejarnos guiar por el corazón.

References

Más Posts de Sueño