Sueños

¿Cómo hacer que mi hijo prefiera su cama?

Daniela Vega

Escrito por:

Daniela Vega

Revisado por:

Fomenta hábitos positivos: descubre consejos prácticos para que tu hijo elija su cama. ¡Noches tranquilas y rutinas reconfortantes para un sueño placentero!

Subido el:

29/11/2023

Actualizado el:

29/11/2023

Tiempo de lectura:

Existen diferentes opiniones   sobre  si   los niños deben dormir en la cama de sus padres  hasta que ellos quieran,  o las que dicen  que los niños deben dormir  en su propia habitación.  Cada familia es un mundo aparte y las decisiones deben ser tomadas por los padres en consenso. Así que, en esta ocasión, hablaremos sobre ¿cómo hacer que mi hijo prefiera su cama?.

Razones por las cuales el niño debe dormir en su cama

"Compartir la cama a veces está condicionado por falta de espacio en el hogar. Pero la literatura médica demuestra que las causas trascienden ese ámbito y que este fenómeno no solo se da en poblaciones con un estatus socioeconómico medio y bajo, sino también alto", admite la neurofisióloga Rosa Peraita, responsable de la unidad del estudio del sueño del hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Según los estudiosos, durante el periodo de sueño, en la corteza cerebral se observa una actividad muy grande; segrega hormonas como la del crecimiento, que cuando se producen alteraciones en el sueño, deja de actuar normalmente en la talla  y  el peso del niño.  El cortisol, que combate el estrés y ayuda a mantener saludable el metabolismo y el sistema inmunológico. La melatonina que es la que regula los ciclos de vigilia y sueño. 

Todos sabemos que los niños sobre todo cuando son pequeños, dan muchas vueltas y patadas mientras duermen, resultando  imposible para los padres dormir en estas condiciones. Tal vez  tu trabajo es  demasiado demandante y tienes la   necesidad de  descansar para poder afrontar el día a día.  O te sientes más cómoda en la intimidad, si  el peque duerme en   otra habitación. 

Los ronquidos de los padres y la bulla que estos puedan hacer turbarían el sueño del chiquillo, al igual que la luz y el movimiento. También la  llegada de un nuevo hermanito que requiere la atención de la madre para la lactancia en la noche, podrían ser motivos para considerar que el niño debe tener su autonomía en el momento del sueño. 

Sin embargo, no debes olvidar que los niños no se rigen por fórmulas matemáticas que funcionen a la perfección y que debes ser flexible en muchos aspectos de la crianza. 

Consejos para que el niño deje la cama de sus padres y vaya a la suya

1. Propicia un ambiente agradable y cómodo:

  • La habitación debe permanecer ventilada, mantenerse a una temperatura agradable,  estar limpia y ordenada. Y en lo posible que sea silenciosa. Podrías  optar por una cama que recuerda una carpa o casita que transmite seguridad a tu pequeño. 
  •  Si tu hijito tiene miedo a la oscuridad, lo cual es común sobre todo en la etapa de los dos a cuatro años,  será conveniente tener luces de noche, tenues y cálidas o mantener entreabierta la puerta de la habitación. 
  • Los colores deben invitar al descanso; los tonos pastel como el beige o amarillo, los azules, verdes o blancos. 
  • El colchón debe ser cómodo al igual que la ropa de cama, incluido el pijama,  en materiales transpirables y que no permitan ácaros. Sobre todo, observa la calidad, si tu niño es alérgico a alguna clase tela o al jabón que  usas para el lavado. 

 

2. La necesidad de disposición  de los padres

  • Puedes llevar a tu bebito de  cinco o seis meses,  a su propia habitación, mientras más temprano mejor. Todo será cuestión de costumbre. 
  • Se consistente en la decisión, ya que muchas veces por comodidad o cansancio dejamos que el niño se meta en la cama con papá y mamá. Es importante que uno de los dos se levante y lo lleve a su habitación, y permanezca  allí, hasta que  vuelva a conciliar el sueño. 
  • Si el niño llora porque ha tenido una pesadilla y se despierta asustado, consuélalo, no debes dejar  que llore porque se sentirá abandonado y desatendido. 
  • Si  está enfermo y necesita ser vigilado es mejor trasladarse a  su  habitación.

3. Mantener una rutina  antes de ir a la cama

A más de todas estas recomendaciones, es sumamente importante mantener una rutina  antes de ir a la cama, recuerda que la  hora en que le acuestes es importante, ya que los niños necesitan sus horas completas de sueño de acuerdo con su edad. Bajar el ritmo de  las actividades, evitar las pantallas o los juegos que les activen, y  los alimentos azucarados.

La cena, debe ser ligera y digerible, un delicioso baño tibio, sin prisas, un tiempito para conectarse, unos masajes relajantes con aceite, o una crema ligera,  fomentaran momentos sumamente agradables y exclusivos para el pequeño. 

Son varias las razones por las que los masajes adquieren mayor  importancia a la hora del sueño, se  ha comprobado que producen la oxitocina u hormona del amor y la felicidad,  que es generadora de   tranquilidad y relajación, que  produce un estado de bienestar emocional, potenciando la capacidad  del niño a  ser empático. Además de generar un lazo afectivo fuerte con  sus padres, que le proporcionan  la  confianza y seguridad  que el  pequeño requiere.   

Storybook y su apoyo en este proceso

Storybook app es una aplicación que combina los cuentos infantiles con masajes infantiles para mejorar el sueño de bebés y niños, además de fortalecer el vínculo entre padres e hijos a través del tacto para crear momentos únicos con técnicas de masajes sencillas y personalizadas. Cuando el niño esté en el proceso de pasar a su cama, un momento de masaje y relajación con sus padres, mientras escucha un cuento, le ayudará a dormir más tranquilo y con la seguridad de que tiene esa conexión con sus padres para sentir confianza. 

References

Más Posts de Sueño